Chile

La oportunidad de Francisco

La oportunidad de Francisco

Señor Director:

En abril de 1987 el Papa Juan Pablo II visitó Chile. En aquellos momentos la nación se enfrentaba a tiempos difíciles, una cruenta dictadura militar estaba al mando del país. En cierta medida la visita del Sumo Pontífice tuvo como finalidad apaciguar los ánimos, encender la esperanza y dar alguna luz ante las crecientes tensiones políticas. A pesar de lo que se pueda creer, su visita legitimaba la dictadura y validaba a Pinochet.

Ahora esperamos al Papa Francisco para Enero de 2018. Hoy incluso existirán beneficios como exención tributaria para aquellos que deseen aportar en esta emotiva cruzada. Debemos esperar lo obvio, la visita de un líder religioso conservador, que viene a un país donde recientemente se aprobó el aborto y donde se avanza en leyes de igualdad de género. El costo de su visita no será solo económico, también social y político.

En esta ocasión, el obispo de Roma tiene una gran oportunidad. En su visita puede tratar de resarcir lo acaecido con los pueblos originarios durante cientos de años. Puede recordar y buscar una forma de reparación por los violentos procesos de evangelización ocurridos en el pasado, no solo durante la conquista, también durante la conformación de las Repúblicas en América Latina.

Boris Briones Soto

Publicado en Diario de Concepción 20 de octubre de 2017